Llega el verano y… ¿adiós a la logopedia?

Al llegar el verano, se acaba el colegio, se terminan las actividades extraescolares, llegan las vacaciones y en los centros de logopedia algunos se despiden de nosotros con un ya nos vemos en septiembre. Muchos nos consideran una extraescolar más a la que acudir, pero la realidad es que no es así.

La logopedia es una profesión sanitaria. No somos una extraescolar. Somos un tratamiento, una rehabilitación, en la que ser constantes es primordial para ver los avances.

Es necesario descansar para mejorar

Todos (grandes y pequeños) nos lo merecemos y, más aún, después de un gran trabajo a lo largo del año. En los primeros días de las vacaciones, disfrutad de la tranquilidad, del no hacer nada. Pero pasados unos días cread una rutina. Después, llegará septiembre y su vuelta al cole, y esa rutina creada en las vacaciones les ayudará a retomar la actividad del día a día.

Por ello, no renunciéis a seguir con la logopedia. Continuad con las propuestas de actividades y pautas que vuestra logopeda os ha estado dando durante todo el año y os recomienda que hagáis en el verano.

¿Qué os propongo para estas vacaciones?

Coged lápiz y papel, pero no para estar sentados, y apuntad algunas de las actividades* para poner en práctica durante el verano.

*Adaptar a cada pequeño.

  • Leer un libro bajo la sombra de un árbol o en la piscina, la playa… EN UN LUGAR FRESQUITO. Escribir una lista de todos los que se han leído durante las vacaciones y hacer preguntas sobre ellos: ¿te ha gustado?, ¿se lo recomendarías a un amigo?, ¿lo volverías a leer cuando seas mayor?, ¿te gustaría verlo convertido en película?… Además, a medida que se va leyendo, podemos hacer preguntas sobre lo que ocurre, qué podrá pasar, describir los dibujos… La lectura desarrolla el lenguaje y la imaginación.
  • Seguir la receta de un postre o hacer experimentos.
  • Escribir una postal o una carta y enviarla a un amigo o a un familiar, ¡LA ILUSIÓN QUE HARÁ AL RECIBIRLA! Una forma sencilla de aplicar la escritura en nuestro día.
  • Ver una película con palomitas. Después de la peli, podéis comentarla al igual que con el libro: ¿te ha gustado?, ¿qué parte la que más y cuál la que menos?, ¿cambiarías el final?
  • Elegir un fonema (o sílaba) y ver quién dice más palabras en un tiempo determinado que empiece, contenga o termine por esa letra.
  • ¿Nos inventamos palabras y su significado?
  • Decir trabalenguas o crear rimas. Decimos una palabra y buscamos cuántas palabras pueden rimar.
  • Dibujar y pintar, ayuda a la desarrollar la motricidad.
  • Jugar con amigos y con la familia a juegos de mesa o a las cartas. Que sean ellos quienes expliquen o lean las reglas del juego de esta forma fomentaremos su discurso oral y la lectura.
  • Jugar al ahorcado, al STOP, deletrear palabras, a las palabras encadenadas, veo-veo y adivinanzas, al teléfono escacharrado, hacer sopas de letras y crucigramas
  • Jugar a la Rayuela (o El vestidito). Se pueden escribir números, letras, sílabas, palabras. Cuando la piedra caiga en una casilla y se vaya a recoger la piedra, decir una palabra que tenga ese sonido, sílaba, número de letras o de sílabas, y hacer una oración.
  • Dejar volar la imaginación. Jugar con el lenguaje en todo su esplendor.

Pero lo más importante que podéis hacer…

es pasar y disfrutar del tiempo de calidad en familia. Tener una conversación con ellos y hacer una escucha activa. Saber y hablar sobre el día a día, de lo que queréis hacer durante las vacaciones, planear juntos las actividades.

Un vez leí por ahí que: «Si te rindes hoy, de nada sirvió el esfuerzo que hiciste ayer». Un corredor no dejará de prepararse para la maratón. Lo mismo ocurre en logopedia. Si dejamos de reforzar lo aprendido y trabajado durante todo el tratamiento, este aprendizaje se estancará y resultará más difícil el avanzar, nos llevará más tiempo conseguirlo. Por eso, no digáis adiós a la logopedia, dejad que os acompañe en vuestro verano.

A la vuelta os esperamos, deseando que nos contéis todas las actividades que habéis llevado a cabo.

¡Qué tengáis un buen verano! Disfrutad y comed muchos helados.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido